Historias esperanzadoras:Una terapia de células madre para la diabetes